Annihilation (2018) – Alex Garland

Annihilation es la nueva película de Alex Garland, director de la reconocida Ex Machina. Luego del revuelo que causó su primera película, logra mantenerse al margen con esta nueva historia. Y es que lo que caracteriza a Annihilation – e igualmente a Ex Machina – es la propuesta fresca que posee, pues sale de las normas establecidas por el cine Hollywoodense. Ello se deja ver en el tipo de historia diseñada para un espectador distinto al promedio que sólo espera historias resueltas y, como dice la frase: “peladitas y a la boca”.

La película cuenta con un llamativo reparto, entre quienes destacan Natalie Portman y Oscar Isaac, quien colaboró con Garland en su primera película. Cabe destacar que sus actuaciones dejan un producto cinematográfico más que notable.

La historia tiene lugar cuando un asteroide impacta en un faro en la tierra. Con el tiempo la zona del impacto comienza a experimentar distorsiones y deformaciones en el ambiente, en los animales e incluso en las personas que se encuentran en el área de alcance de las radiaciones emitidas – que cada vez se expande más. En este contexto se nos presentan cinco heroínas, denominadas “Expedición 12”, en donde se encuentra la protagonista, Lena (Natalie Portman). Este grupo debe ir al faro del impacto, a la llamada Área X, a investigar qué es lo que sucede en la zona, pues cada equipo de investigación que se envía al lugar, nunca vuelve. Dentro de estos equipos,  el último que fué enviado en la “Expedición 11”, se encontraba el marido de Lena, Kane (Oscar Isaac), que después de haber sido dado por muerto o desaparecido, regresa de una manera misteriosa en un estado mental y físico deplorable.

De algún modo, la película recuerda a aquella mítica película de Andrei Tarkovsky, “Stalker”, en donde – y sin entrar en detalles – igualmente un grupo de personas deben adentrarse en una zona prohibida, en la cual pasan cosas extrañas en el ambiente por la presencia de un objeto del espacio que cayó ahí desde hace tiempo. Esta referencia deja entrever la influencia que puede haber en la película de Alex Garland del que fué uno de los más grandes cineastas de todos los tiempos: Tarkovsky.

Annihilation es una película en la que el espectador tiene que ir armando pieza por pieza, ya que no sigue la típica transición cronológica, sino que va saltando en pequeños flashbacks durante toda la película, lo que permite que el espectador vaya formando una apreciación general del contexto y el argumento mientras la observa. Se requiere atención, y una mente ágil para resolver lo que Annihilation propone, pues es una película con tintes psicológicos y hasta filosóficos que ponen al espectador en una posición reflexiva sobre la propuesta narrativa.

Lo que está claro es que Annihilation no es una película para todo público, puede gustar o no, precisamente porque se sale de los estándares actuales, pero eso no quita que sea una buena película. Puedo decir que Annihilation es una de las mejores propuestas que tiene el cine hoy en día, y como mínimo, hay que darle un vistazo y tratar de descubrir lo que nos expone en la pantalla. Y por su puesto y más importante, disfrutarla.

Artículo escrito por: Antonio Lau Piña

 

 

Review overview