La Casa en Mango Street, Sandra Cisneros

Esta novela fue publicada en el año 1984 y retrata la vida de Esperanza, una adolescente mexicana que vive en Chicago con su familia, a través de la historia narrada por ella conocemos a la comunidad de Mango Street. Cada capítulo tiene la estructura de un cuento corto por lo que se pueden leer en orden aleatorio sin que se altere la esencia de la historia principal.

Esperanza está en la encrucijada que muchos inmigrantes menores se encuentran, pues no pertenece por completo a la sociedad estadounidense pero casi no recuerda México. Es a través de la interacción con su familia y sus costumbres que logra tener una idea de lo que cada cultura conlleva.

“Nada en la casa se parecía exactamente a las casas que yo recordaba. Ni siquiera estoy segura de por qué pensé eso, pero sentí que estaba bien. Miren esa casa, dije, parece México.” (p. 18)

Sandra Cisneros aborda distintos temas sensibles cuya caída en nuestras mentes posiblemente estrepitosa es amortiguada gracias a que son las palabras de una niña las que nos adentran a esta comunidad discretamente. Esperanza se da cuenta de lo que ocurre pero no comprende del todo el gran impacto que tiene en la sociedad. Inmigrantes ilegales cuyos parientes nunca se enteran de por qué dejaron de escribir o mandar dinero, la enfermedad en un entorno pobre y sus consecuencias, la necesidad de trabajar para apoyar a la economía familiar, etc.

La imagen que nos muestra Cisneros es la de la inocencia que sobrevive cuando todos los factores a los que se está expuesta pueden erradicarla por completo. Los niños y adolescentes inventan juegos que reflejan las preocupaciones en ese momento, muy pocas veces del futuro porque el futuro no representa responsabilidades distintas a las que ya tienen.

“Nunca acabas de llenarte de cielo. Puedes dormirte y amanecer borracho de cielo, y el cielo puede cuidarte cuando andas triste. Aquí hay demasiada tristeza y no bastante cielo.” (p.34)

 

Artículo escrito por Circe Cota Castro

Review overview